¿Puede un coche evitar impactos por sí solo?

Precolisión: el Sistema de Seguridad que te avisa a tiempo

Toyota da un paso más allá en seguridad activa: ahora es posible detectar la presencia de un objeto, o incluso un peatón en la calzada, de día o de noche, y avisar al conductor de que frene. Y si hay riesgo de colisión, el coche podría hacerlo por él.

En la carretera es imprescindible mantener los ojos bien abiertos, con un nivel de atención muy alto. Sin embargo, somos humanos y existen muchas situaciones que pueden suponer una distracción. Siempre preocupados por la seguridad de las personas, desde Toyota han desarrollado una solución para reducir al mínimo el riesgo de conductores, pasajeros y peatones: el Sistema de Seguridad Precolisión.

Dos sistemas pensados para tu seguridad

El Sistema de Precolisión emplea una cámara frontal y un radar para detectar objetos y, cuando hay posibilidad de colisión, avisa al conductor con señales sonoras y visuales. Los sensores analizan el estado de la carretera y los coches que circulan por delante. En caso de que detecte que nos estamos acercando demasiado al coche anterior nos avisará para que frenemos. Cuando accionemos el freno, el automóvil ya estará prevenido y aplicará la máxima fuerza de frenada con independencia de la potencia con que presionemos el pedal.

Si al circular por una carretera idílica de la costa te despistas durante un par de segundos viendo el mar y te acercas peligrosamente al coche de delante, ahí estará el Sistema Precolisión para evitar cualquier incidente. Además, en caso de que no tengas tiempo a reaccionar, el vehículo frena por si mismo. Éste es el objetivo de la tecnología Toyota Safety Sense de la que forma parte este sistema: minimizar las consecuencias de las distracciones al volante.

La tecnología Precolisión con Detección de Peatones es una versión avanzada del Sistema Precolisión que además dispone de una cámara y un radar láser de ondas milimétricas capaces de ‘ver’ todo lo que pasa en la calzada, con una distancia suficiente para poder reaccionar a tiempo. En caso de que detecte, por ejemplo, la presencia de un viandante, llama tu atención por medio de señales acústicas y visuales a través de la pantalla del salpicadero. De este modo permite frenar a tiempo y evitar la colisión.

Un ejemplo: son las nueve de la mañana, llegas tarde al trabajo y el móvil suena; a tu hijo, que va detrás desayunando, todavía tienes que dejarlo en la escuela. El teléfono vuelve a sonar: “llamada entrante: Jefe”. En ese momento, no la has visto, pero una señora cruza la calle con su compra y se convierte en una situación de peligro. Imprevistos como estos nos suceden cada día y no siempre sabemos reaccionar a tiempo: con el Sistema de Seguridad con Detección de Peatones tenemos una ayuda extra que nos avisa del peligro entra en acción.

Además, en caso de que pises el pedal de freno refuerza la frenada para ayudarte a evitar el accidente. Si no detecta un cambio de comportamiento, directamente frena por ti. No es magia, pero casi.

No te echa una mano, te echa dos

El Sistema de Seguridad Precolisión también actúa sobre la dirección. Cuando esta tecnología detecta la presencia de algún obstáculo en la calzada, hace un rápido estudio de qué espacio libre hay a los lados. Por eso es capaz de evitarlo, después de avisarte visual y acústicamente, girando el volante hacia esa zona sin peligro siempre que detecte que la frenada por sí sola no será suficiente.

El Sistema de Seguridad Precolisión está disponible, por ejemplo, en RAV4 hybrid, Avensis, Prius o Verso; y pronto estará incluido en otros modelos como el nuevo Toyota C-HR. Esta tecnología te permite hacer lo que mejor sabes: disfrutar de la conducción, relajadamente y con todas las garantías.

Objetivo Toyota: cero víctimas por accidente

Toyota tiene el ambicioso objetivo de reducir el número de víctimas por accidente a cero. Para ello, actúa en tres frentes:

  • Por un lado el entorno del tráfico, impulsando proyectos para que las carreteras sean más seguras.
  • Por otro, el del propio conductor: desarrollando campañas de educación y concienciación para una circulación más segura y prudente.
  • Por último, el del vehículo. Constantemente, Toyota innova con nuevos sistemas que hacen que sus coches sean más seguros y protejan mejor no solo a sus ocupantes, también a los otros coches y a los peatones. Un ejemplo es su programa Toyota Safety Sense , un paquete de medidas de tecnología avanzada que marcan nuevos estándares en seguridad activa y pasiva.

Toyota lleva muchos años invirtiendo en tecnología para que las víctimas por accidente sean cosa del pasado. Desde el aviso de cambio involuntario de carril (LDA), que detecta las rayas del asfalto y alerta al conductor si percibe que se desvía; hasta el sistema de iluminación AHB, que por medio de una cámara detecta la presencia de otros coches de noche y cambia automáticamente de luces largas a cortas para no deslumbrar; o el propio Sistema de Seguridad Precolisión para evitar o minimizar las consecuencias de un atropello.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.