Los 5 beneficios de una tecnología híbrida libre de enchufes

¿Coche híbrido o enchufable? Te sacamos de dudas

¿Te has planteado optar por un coche más eficiente con el que ahorrar en combustible? Entonces habrás dudado si optar por un híbrido o un enchufable. Ambos tienen muchas ventajas, pero si quieres un coche tanto para ciudad como para largos viajes, con autonomía y que utilice en cada momento la energía más conveniente, las dudas se disipan: hazte con un híbrido.

¿Por qué ahora mismo es mejor la tecnología híbrida no enchufable? Hay muchas razones, por eso en Toyota los híbridos no se enchufan, y todas tienen que ver con beneficios para el día a día del conductor:

1) Es más eficiente.

Son mucho mayores las distancias que te permite recorrer sin repostar o enchufarse.

2) Es más autónomo.

Como no tiene necesidad de recargar la batería, el ahorro de tiempo y energía es máximo. Además, un enchufable requiere acudir a los puntos de recarga diseminados por las ciudades. La tecnología híbrida de Toyota no te obliga a cambiar costumbres ni a planificar tus desplazamientos ya que el sistema ofrece siempre la mejor relación entre prestaciones y consumo, funcionando en modo completamente eléctrico cuando las condiciones de carga de la batería lo permiten o si el conductor desea hacerlo, por ejemplo, en el interior de un aparcamiento, sin emisiones y sin ruido.

3) Es más económico.

La combinación de electricidad y gasolina es la solución más eficiente para los consumidores. En un híbrido Toyota la electricidad necesaria para complementar al motor de gasolina se consigue gracias a sus sistema de regeneración de energía durante la circulación, por lo que el único combustible que hay que repostar es la gasolina, eso sí, en una cantidad mucho menor que en cualquier otro vehículo.

4) Es menos sensible a la temperatura ambiental.

Hay que tener en cuenta que la temperatura influye muchísimo en la autonomía de la batería, así como en su rendimiento de carga y descarga. Un enchufable depende directamente de la capacidad de su sistema de refrigeración para mantener el calor a raya: debe funcionar a temperatura ambiente y, por supuesto, siempre por debajo de los 60 grados o se deteriora.

5) Es más ligero y espacioso

Al no ser enchufable las baterías son de menor tamaño y no precisa de incluir elementos que restan espacio y comodidad al usuario.

Teniendo claros estos cinco beneficios, la evolución de la tecnología Full Hybrid no enchufable de Toyota ha demostrado suponer un mayor ahorro (la combinación de sus motores reducen hasta en un 30% el consumo), una importante contribución medioambiental, una gran fiabilidad, y, también, una mejor experiencia de conducción al ser coches que destacan por ser intuitivos y silenciosos.

Desde 1997, ya son nueve millones de conductores híbridos que circulan por el mundo. Sin duda, es una carta de presentación inmejorable a la hora de demostrar la absoluta fiabilidad y calidad de la tecnología Full Hybrid de Toyota.

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.