Contacta con nosotros Toyota Renting Plus Toyota Leasing Plus

Toyota Empresas

La mitad de los conductores de empresa nunca sufre atascos

Los atascos y las retenciones de tráfico son uno de los mayores problemas y miedos que tienen los conductores, tanto profesionales como particulares, a la hora de llevar a cabo sus trayectos diarios.

El estar parado en las calles de una ciudad a primera hora de la mañana puede suponer que se llegue tarde al trabajo, que se retrase una entrega o que se pierdan oportunidades de negocio por no poder cumplir los plazos. De hecho, a no ser que se tengan unos horarios poco habituales o que se viva en núcleos urbanos poco poblados, es muy poco probable que los conductores en España no sean capaces de circular sin tener que hacer frente de forma recurrente a la congestión de tráfico.

A pesar de que todos nos hemos visto en la tesitura de estar atrapados entre coches sin poder movernos, parece que en el sector de los conductores de empresa no es tan habitual tenerse que enfrentar a este tipo de situaciones. De hecho, el 53% de los conductores corporativos en España asegura que nunca sufre atascos durante sus desplazamientos, en comparación con el 30% que dice que sí sufre retenciones de tráfico en alguno de los trayectos que realiza durante el día.

Estos porcentajes se recogen en una encuesta realizada por el gestor y administrador de flotas y vehículos LeasePlan, entre sus clientes de 32 países diferentes, en la que se han valorado varios criterios de movilidad diferentes, entre los que destacan el tiempo medio que emplean los conductores en llegar a sus centros de trabajo, así como el medio de transporte que utilizan para ello y también cómo se controlan los gastos de kilometraje y de combustible.

Toyota Business Plus

Duración de los trayectos

El estudio apunta que los conductores internacionales que utilizan vehículos de renting necesitan una media de 50 minutos para llegar a su trabajo, aunque, como en toda media, depende mucho del país en el que se encuentren. De esta forma, Portugal y Brasil son los países en los que se tarda más en llegar al trabajo, con más de 90 minutos, mientras que en otras regiones como España, República Checa o Grecia, esta cifra se recorta hasta situarse por debajo de los 40 minutos.

Otro dato relevante es que en los 32 países analizados, el 63% de los conductores de coches de empresa asegura que experimenta algún tipo de atasco durante alguno de sus desplazamientos diarios, tanto de ida como de vuelta de su trabajo, mientras que esta cifra en España baja hasta el 30% y lo que es más sorprendente, el 53% de ellos afirma que nunca se tiene que enfrentar a este tipo de problema, en comparación con el 34% a nivel internacional.

Estas cifras contrastan con las del informe Traffic Index elaborado por TomTom, en el que se subraya que los conductores españoles perdieron una media de 52 horas en atascos durante 2014, es decir más de dos días enteros. A pesar de ello, España no se encuentra cerca de la media mundial de horas perdidas en atascos por parte de los conductores, que se sitúa en 100 horas anuales (4,1 días exactamente) desperdiciadas dentro de un coche sin poder moverse.

Barcelona fue en 2014 la ciudad con más tráfico de España, con 71 horas perdidas por conductor, a pesar de lo que no pasa de ocupar la posición número 71 en el ranking mundial, con un nivel de congestión del 27%, por delante de Las Palmas de Gran Canaria (25%), Palma de Mallorca (25%) y de Madrid (21%).

No obstante, en el conjunto mundial, la ciudad que acumuló más atascos durante el año pasado fue Estambul, con un nivel de congestión del 58%, lo que se situó por delante de otros centros urbanos como México, con un 55%; Rio de Janeiro, con un 51%; Moscú, con un 50%; Salvador (Brasil), con un 46%; Recife (Brasil), con 45%; San Petersburgo (Rusia), con un 44%; Bucarest, con un 41%; Varsovia, con un 40%, y Los Ángeles (Estados Unidos), con un 39%.

Por otro lado, el estudio sobre datos de congestión de tráfico Scorecard, realizado por INRIX, que recoge datos en España facilitados por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), indica que Madrid es la ciudad española donde los conductores pierden más horas en los accesos a la zona urbana, con una media de 13,7 horas en los siete primeros meses del año pasado, un 2,1% menos, mientras que Barcelona ocupa la segunda posición, con 12 horas y una subida del 29%. La tercera posición es para Bilbao, con 11,6 horas, un 18,3% menos.

En el cómputo europeo, las ciudades con más horas perdidas al volante en sus accesos está liderado por Londres, con 55,8 horas, lo que le sitúa por delante de Bruselas, con 43,6 horas, así como de Milán (Italia), con 37,3 horas; de Stuttgart (Alemania), con 36,8 horas, y de Múnich (Alemania), con 25,8 horas.

Uso del vehículo de renting

Dejando a un lado el tiempo perdido en los atascos, entre los datos recopilados por LeasePlan sobre conductores corporativos destaca que en España, dos de cada diez conductores de vehículos de renting sólo utilizan su coche en horario profesional, mientras que el 80% restante señala que también hace uso de él tanto para fines laborales como personales.

En Estados Unidos, por ejemplo, el 89% de los encuestados usa el automóvil de renting sólo en el ámbito profesional, mientras que en Austria, el 52% lo hace de forma privada y sólo un 6% lo utiliza sólo para el trabajo.

La empresa sólo paga el consumo de combustible laboral

En cuanto a quién se hace responsable del pago del combustible, el 62% de los conductores de automóviles de renting afirma que su empresa únicamente se hace cargo del consumo de combustible que se pueda achacar a motivos laborales, por lo que ellos tienen que abonar los kilómetros que recorran en el marco de su vida personal con el coche corporativo.

Ante estos datos, no es de extrañar que cerca de la mitad (47%) de los conductores españoles de coches de renting asegure tener muy en cuenta el precio del combustible a la hora de elegir el lugar de repostaje.

En el resto de países, el 41% asegura que lo habitual es que la empresa sea la encargada de pagar todo el consumo de combustible de su empleado, independientemente de para qué se haya utilizado el coche, mientras que únicamente un 24% de los entrevistados paga su consumo de combustible personal.

En lo que se refiere a kilometraje, el 81% de los españoles dice no tener restricciones en los kilómetros que puede recorrer con su automóvil de empresa, una situación que también se repite en otros países como Suecia, Noruega o República Checa. No obstante, existen otros países en los que sí se establecen límites a los conductores de coches corporativos, como son Suiza, Alemania, India o Luxemburgo, entre otros.

Toyota Empresas

La flota de su empresa, en manos de profesionales

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.