Contacta con nosotros Toyota Renting Plus Toyota Leasing Plus

Toyota Empresas

Renting: pasado, presente y futuro

En 20 años, el renting ha pasado de algo residual a convertirse en baluarte del sector del automóvil en España y facturar casi 4.000 millones

En los últimos 20 años, el mundo ha sufrido una gran transformación en todos los niveles y la sociedad actual se parece en poco a la que había en 1995. Al hablar del sector del renting en España, el cambio ha sido similar o mayor, ya que ha pasado de representar una parte residual y casi testimonial del sector del automóvil nacional a tener una gran importancia, tanto por volumen de ventas como por número de empresas que se dedican al negocio y por las cifras que maneja, con casi 4.000 millones de euros de facturación al cierre del año pasado.

Para situar lo que ha cambiado la realidad de los españoles en los últimos veinte años cabe recordar algunos hitos que hemos visto con nuestros propios ojos en este período y que ahora parecen lejanos. En 1995, la mayoría de los hogares en España no contaban con un ordenador personal y menos uno conectado a Internet, que en ese momento estaba todavía por explotar. En este recorrido histórico, los españoles hemos visto nacer a los conocidos como ‘millenials’, al tiempo que hemos sido partícipes de cómo España abandonaba la peseta para dar la bienvenida al euro, de cómo los teléfonos móviles se extendieron primero para posteriormente convertirse en ‘smartphones’ y en un elemento fundamental en la vida de muchas personas.

Centrándonos en el sector del automóvil, en 1995 las matriculaciones de automóviles en España no llegaban al millón de unidades, cifra que se superaría con creces en años venideros, hasta llegar a máximos de 1,6 millones de unidades. Sin embargo, la crisis económica ha vuelto a bajar dichas cifras y se espera que este ejercicio se supere de nuevo la barrera psicológica del millón de unidades. Si hablamos del renting, la evolución ha sido fulgurante, puesto que de no tener un gran peso para la economía del conjunto del país se ha convertido en un punto de referencia, con altos niveles de ingresos, inversiones y empleo.

La Asociación Española de Renting de Vehículos (AER) celebra en 2015 su vigésimo aniversario y ha querido hacer un repaso de lo que ha evolucionado este sector en el mercado nacional desde 1995, período en el que ha pasado de tener una representación en el conjunto de las matriculaciones de vehículos en España del 1,68% a alcanzar el 14,41% en la actualidad.

La fotografía del sector del renting en España de hace veinte años no tiene nada que ver en nada con la que existe en la actualidad. En dicha época, las empresas del sector contaban con una flota formada por 37.531 vehículos, con una facturación anual de 236,6 millones de euros y unas matriculaciones anuales de 17.102 unidades. En dicho año, esas compañías destinaron 178,2 millones de euros a la compra de nuevos vehículos.

Tras unos inicios humildes, el sector poco a poco se fue abriendo un hueco en la economía española y logró mejorar sus resultados, lo que demuestra que cada vez más clientes valoraban de forma positiva las ventajas de optar por un alquiler a largo plazo de un vehículo con servicios añadidos, evitando todas las gestiones y olvidándose de diferentes pagos, al concentrarse en una única factura. Así, tan sólo cinco años más tarde, en el 2000, la flota del renting se había multiplicado casi por seis, hasta 216.434 unidades (+496,6%), mientras que los ingresos se habían disparado un 400%, con 1.430 millones de euros y las compras de coches, un 396%, hasta 84.820 vehículos.

La evolución positiva del sector continuó durante los siguientes cinco años, duplicando la flota del año 2000, hasta 446.000 unidades (+106%) y situando la cifra de negocio en 3.285 millones de euros (+130%), al tiempo que los vehículos adquiridos por las firmas del sector alcanzaron las 165.574 unidades, casi doblando los registros del quinquenio anterior. Los crecimientos se repitieron en el período comprendido entre 2005 y 2010, pero esta vez se fueron ralentizando por el fuerte impacto de la crisis económica. Así, la flota del renting cerró 2010 con 491.056 unidades (+11%), la facturación, en 4.268 millones de euros (+29,6%) y las matriculaciones, en 119.660 unidades, con una caída del 27,7%.

Llegamos a 2015 y las cifras muestran retrocesos en comparación con los datos de 2010, con una flota de unas 445.000 unidades, lo que supone una bajada del 9,58%, mientras que la facturación cerró el año pasado con casi 4.000 millones de euros, un 7% menos. Sin embargo, las matriculaciones crecieron un 42%, hasta 170.000 unidades, lo que pone de manifiesto la confianza de las firmas del sector en que el negocio va a mejorar en los próximos años y va a volver a retomar los volúmenes de los años de mayor éxito.

Al analizar los últimos veinte años del alquiler de vehículos con servicios añadidos en España se ve claramente cómo la crisis ha sido un elemento que ha limitado mucho la expansión del negocio, frenando el fuerte crecimiento que se logró entre 1995 y 2005.

Los datos de cierre de 2015, aunque todavía lejos del potencial español, hacen mirar con esperanza al futuro, puesto que parece que se han dejado atrás los años de caídas comerciales y de penurias, para abrir la puerta a unos años de nuevas subidas, provocadas tanto por la mejora de la situación de la economía española en general, como por la mejor percepción de los clientes de las ventajas que les puede aportar el renting para sus empresas y también para su uso particular.

Toyota Empresas

La flota de su empresa, en manos de profesionales

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.