Contacta con nosotros Toyota Renting Plus Toyota Leasing Plus

Toyota Empresas

¿Sabes cuánto puede costar devolver un coche de renting en mal estado?

La contratación de un vehículo de renting es una práctica cada vez más extendida como retribución a los empleados de las grandes compañías, aunque también se está generalizando su uso entre las pequeñas y medianas empresas (pymes) y entre los trabajadores autónomos.

El cliente particular

El cliente particular es quizá el talón de Aquiles de los alquileres a largo plazo con servicios añadidos, una modalidad que permite a los usuarios disfrutar de un automóvil durante un período de tiempo que suele rondar entre los tres y los cuatro años, sin tener que preocuparse de afrontar el pago del seguro, del mantenimiento, del cambio de los neumáticos o incluso de pagar el Impuesto de Circulación, en caso de que fuera necesario.

Los clientes se limitan a abonar una cuota mensual durante el período contratado y se desentienden de otros quebraderos de cabeza hasta que toca devolver el coche a la compañía de renting.

Devolución del coche

La devolución del coche utilizado en régimen de renting no suele conllevar ningún problema para los usuarios, siempre y cuando hayan hecho un uso adecuado del mismo, pero en caso de que éste tenga algún desperfecto o problemas que no estén directamente relacionados con el desgaste normal del vehículo en los años en los que se ha utilizado, las cláusulas firmadas pueden provocar que la persona que ha usado del coche pueda tener que afrontar penalizaciones que, en función de la gravedad los defectos localizados, pueden situarse entre los 800 y los 900 euros.

Guía del normal uso y desgaste de los vehículos de renting

Estas conclusiones se desprenden de la ‘Guía del normal uso y desgaste de los vehículos de renting’ que ha elaborado el proveedor de servicios de gestión de vehículos usados, certificación e inspección industrial Dekra, en colaboración con la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER). Este documento contiene diferentes recomendaciones y consejos para que los conductores sepan las condiciones en las que deben devolver el automóvil en el momento en el que finalice el contrato si quieren evitar sorpresas desagradables en la entrega de las llaves.

La guía elaborada por Dekra y AER destaca que utilizar un vehículo en régimen de renting conlleva las mismas o incluso más responsabilidades que uno particular, aunque no siempre los usuarios son conscientes de ello, ya que en muchas ocasiones piensan que el pago de la cuota mensual les exime de preocuparse por la correcta conservación del coche, como una especie de tarifa plana en la que les entran todos los gastos.

Sin embargo, en caso de que no se haya mantenido el coche de la forma correcta y de que tenga desperfectos, el cliente puede verse obligado a asumir un sobre coste de hasta 900 euros, lo que representa alrededor de un 6% del vehículo usado, que se estima que alcanza un precio de unos 14.000 euros.

Consejos y recomendaciones

Ante esta situación, y con el fin de ahorrarse dichas penalizaciones, la guía ofrece diferentes consejos y recomendaciones en relación con las condiciones en las que hay que entregar el automóvil cuando finaliza el período de alquiler.

Así, indica que es obligatorio devolver el coche con todos los accesorios con los que fue recibido, incluso los más pequeños que pueden llegar a pasar desapercibidos, como el juego de llaves, que en caso de que se pierda o de que esté inutilizable puede suponer un coste adicional al cliente de unos 107 euros, si se trata de un modelo de gama media o baja, o de 245 euros, si estamos hablando de uno del segmento premium.

Estado de los elementos del vehículo en el momento de la entrega

Los peritos de las compañías de renting también tienen muy en cuenta el estado de otros elementos del coche en el momento en que es entregado por el usuario, como son el equipo de sonido, la rueda de repuesto o el kit antipinchazos, así como el mechero o los ceniceros, con un precio de unos 30 euros por unidad en el caso de los dos últimos elementos.

Documentación

También conviene prestar mucha atención a que se devuelve el vehículo con todos los documentos, puesto que la penalización por no entregarlos puede ascender hasta los 270 euros.

Concretando el coste por tipo de documento extraviado, nos encontramos con que la falta del permiso de circulación representa una penalización de 30 euros para el cliente, frente a los 60 euros de multa que conlleva la ausencia del libro de mantenimiento o los 30 euros por la falta del libro de instrucciones, mientras que si el perito no encuentra la ficha técnica la multa se elevará hasta los 150 euros.

Los neumáticos

Otros elementos que las empresas tienen muy en cuenta a la hora de recibir el coche son los neumáticos.

Entre sus reglas destaca el que no aceptan que el vehículo circule con alguna cubierta recauchutada o que sean diferentes entre sí en el mismo eje, además de que tengan una profundidad de dibujo por debajo del límite legal de 1,6 milímetros en cualquier punto de la banda de rodadura.

Tampoco se admite cualquier tipo de corte o desgarro en los neumáticos, sin tener en cuenta su profundidad o longitud. Otros puntos sobre los que los usuarios tienen que prestar especial atención son las llantas y los tapacubos, dado que éstos no pueden estar ni rotos ni deformados, y deben ser los originales del modelo a devolver.

Ópticas

El sistema de iluminación es uno de los grandes olvidados en el mantenimiento de los automóviles, pero no así para los peritos, que comprueban que todos los faros y bombillas funcionan de forma correcta antes de la aceptación del vehículo.

De esta manera, no será aprobado un coche que tenga una bombilla fundida o que presente fracturas o desperfectos en los cristales o en las luces, así como marcas que ocasionen un mal funcionamiento de la luz.

Los cristales

El parabrisas deberá presentarse sin grietas superiores a un centímetro, aunque en el caso de que este desperfecto se sitúe en la zona de visión del conductor no será aceptable ninguna, independientemente de su tamaño. La guía también recuerda que si durante el período del contrato de renting se tuvieron que sustituir los cristales, éstos deben cumplir con la homologación correspondiente, porque en caso contrario supondrá un sobre coste en el momento de la devolución.

Interior del vehículo

Dejando a un lado los elementos estéticos exteriores y de correcto funcionamiento del vehículo, el estado del interior del vehículo también puede suponer que el fin del contrato de renting sea más costoso de lo previsto con anterioridad, puesto que mantener en buenas condiciones el habitáculo es tan importante como la imagen externa del modelo o que la mecánica.

Así, la guía indica que, en el caso de que hubiera alguna mancha en la tapicería o en las moquetas del coche, está debe salir si se frota con agua y jabón, ya que, en caso contrario, el coste de la limpieza con otro tipo de productos más sofisticados corre a cargo del conductor.

Unos asientos o unos elementos interiores con quemaduras, cortes o con grietas tampoco superarán el examen de los peritos de las compañías de renting, que también pondrán especial atención a la hora de comprobar que el salpicadero no tenga ningún tipo de rotura o de abrasiones. Además, el maletero no deberá presentar daños visibles desde el exterior ocasionados por la carga introducida o cualquier otro desperfecto que provoque un incorrecto funcionamiento del mismo.

El cliente que contrate un vehículo de renting debe saber que no se deberá preocupar de asumir más costes durante la duración del mismo en términos de revisiones, averías o sustitución de neumáticos, pero debe tener muy en cuenta que debe cuidar el coche como si fuera el suyo, o incluso mejor, ya que de lo contrario tendrá que pagar elevadas penalizaciones por no entregarlo en el mismo estado en el que lo recibió (sin contar con el desgaste provocado por la mayor antigüedad y por los kilómetros realizados).

Toyota Empresas

La flota de su empresa, en manos de profesionales

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.