Contacta con nosotros Toyota Renting Plus Toyota Leasing Plus

Toyota Empresas

El autónomo, el gran deseado de las flotas

El sector de las flotas de vehículos tiene una gran penetración entre las grandes compañías que requieren volúmenes elevados de automóviles para satisfacer las necesidades de movilidad de sus trabajadores y que saben de las ventajas en términos de eficiencia y de contar con unas cuotas fijas que aportan fórmulas como el renting o el leasing de vehículos.

No obstante, todavía existe un gran margen de mejora de este tipo de negocio entre las empresas de menor tamaño y especialmente entre los trabajadores autónomos, sobre todo en España donde representan un parte significativa del tejido económico nacional.

Según los últimos datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el número de afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) experimentó un aumento de 55.280 personas durante los seis primeros meses del presente ejercicio, lo que supone que la cifra total se sitúa en 3,18 millones de trabajadores autónomos, con un crecimiento del 1,8% en comparación con el volumen contabilizado en el mismo período del año anterior.

Los datos de ATA se pueden combinar con los recogidos por el Observatorio del Vehículo de Empresa de Arval, que apunta que en España sólo el 12% de las empresas de menos de cien empleados apuesta por el renting como fórmula para gestionar la adquisición de sus vehículos corporativos, frente al 43% de ellas que opta por la adquisición directa de los coches. Además, el 17% de este tipo de pequeñas y medianas compañías recurre a un crédito para poder financiar la compra de automóviles y el 28% se decanta por el leasing.

Toyota Business Plus

La combinación de los datos del elevado número de autónomos en España y de la penetración del renting entre las pequeñas y muy pequeñas empresas pone de manifiesto que existe un nicho de mercado en el que las compañías de alquiler a largo plazo de vehículos con servicios añadidos pueden ampliar su campo de acción, como es de los pequeños empresarios y trabajadores autónomos.

Este dato es aún más relevante si tenemos en cuenta que el 79% de las pequeñas empresas nacionales asegura que el renting aporta un valor añadido y un ahorro en comparación con la compra directa o respecto al crédito de automoción.


Los autónomos ven caro el renting

En este contexto, las empresas de renting ven una gran oportunidad de negocio el mejorar su integración en el sector de los trabajadores autónomos, pero se enfrentan con la creencia tradicional que sobrevuela sobre este tipo de servicio de movilidad, que es caro. Por ello, las firmas han puesto en marcha grandes campañas de comunicación y han desarrollado productos específicos para este tipo de clientes, con el fin de hacerles ver las ventajas de gestionar a través del renting su movilidad corporativa.

Entre las asignaturas pendientes del sector respecto a vender sus servicios a los autónomos se encuentra el subrayar las ventajas que aporta este tipo de alquiler a largo plazo con servicios añadidos, ya que ofrece a los empleados la posibilidad de disponer de un vehículo siempre en perfectas condiciones, que incorpora las últimas novedades en términos de tecnología y seguridad sin tener que hacer frente al gran desembolso necesario para su compra, sino que tendrán que asumir únicamente una cuota mensual preestablecida y que será la misma durante la duración del contrato, ya sean tres, cuatro o cinco años.

Otro de los puntos fuertes del renting que tienen que hacer valer las firmas del sector de cara a aumentar su acogida entre los autónomos es el de los servicios añadidos al uso del vehículo. Estos servicios suponen que en la cuota mensual, además del pago por el uso del coche, se contemplan otros conceptos como el mantenimiento, así como el reemplazo de los neumáticos cuando sea necesario o el disponer de un automóvil de sustitución en el momento en el que el suyo esté en el taller.

Todas estas ventajas sirven para que el usuario se despreocupe de todo lo que rodea al automóvil y se limite a centrarse en su negocio y en lograr sus objetivos.

Esta tranquilidad permite evitar muchos disgustos a fin de mes, ya que los autónomos que opten por el renting para la gestión de su vehículo de trabajo no tendrán que gastar mucho dinero de una sola vez para comprar un coche o no se verán obligados a atarse a un crédito para financiar la compra del mismo.

Además, tampoco tendrán que hacer frente a posibles imprevistos como reparaciones en caso de problemas mecánicos o el pago del seguro o de los impuestos locales, que puedan suponer un perjuicio en sus cuentas. Con el pago de la cuota mensual, el usuario esquiva los dolores de cabeza y las sorpresas relacionadas con el uso del vehículo, que tras la compra sufre una gran depreciación y, a medida que pasan los años, decrece su rendimiento y pueden aumentar sus averías.

El olvidarse de los imprevistos, el tener que hacer frente a una única factura a fin de mes, el no tener que preocuparse del pago de los impuestos o el no quedarse sin coche cuando el vehículo esté en el taller son factores de peso como para que las empresas de renting refuercen su posición entre los autónomos, ya que son una pata de gran relevancia en el tejido empresarial y económico español y con grandes posibilidades de crecimiento a corto y largo plazo.

El ‘todo incluido’ del renting podría ser un factor diferencial para que este tipo de trabajadores se decante por el alquiler a largo plazo con servicios en lugar de por la tradicional compra directa.

Toyota Empresas

La flota de su empresa, en manos de profesionales

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.