Contacta con nosotros Toyota Renting Plus Toyota Leasing Plus

Toyota Empresas

‘Car sharing’ corporativo: una solución económica y flexible para PYMES y autónomos

‘Car sharing’ corporativo: una solución económica y flexible para PYMES y autónomos

La crisis económica, que parece que está llegando a su fin, ha venido acompañada del nacimiento de nuevas plataformas de consumo colaborativo que están teniendo un éxito considerable en la sociedad y entre los nuevos tipos de clientes y que ponen de manifiesto cómo los consumidores son cada vez más proclives a diferentes soluciones que no necesariamente conlleven la adquisición de un producto, sino que éste se utilice sólo cuando sea necesario y mientras sea aprovechado por otras personas.

Este tipo de iniciativas, entre las que destacan enseñas que están dando mucho que hablar últimamente como Uber, Blablacar, Airbnb o el car sharing’, buscan llegar a una modalidad de cliente más práctico, no tan aferrado a la propiedad de un determinado producto, así como dinámico y que busque una utilización temporal de un bien, ya sea un vehículo, un apartamento en la playa o que necesite transporte para llegar hasta una ciudad española concreta y no quiera tener que afrontar el pago de un billete de autobús, tren o avión o la compra de un coche.


Toyota Business Plus
Mayor flexibilidad

En este entorno colaborativo se está consolidando la solución del ‘car sharing’ para clientes corporativos, como una medida que permite a las empresas tener una mayor flexibilidad a la hora de responder a las necesidades de movilidad de sus empleados, ya que les ofrece un conjunto de vehículos, pero sin que estén adjudicados a un trabajador en concreto, sino que se pueden utilizar en función de los requerimientos de cada momento, para luego ser devueltos y que puedan ser usados por otros compañeros.

Este tipo de soluciones hacen posible que una empresa cualquiera tenga una menor inversión inmovilizada en términos de flota, ya que dispondrá de un grupo de modelos que servirán para satisfacer las necesidades de transporte de sus empleados, que deberán hacer una solicitud del vehículo para un determinado día y horario y luego proceder a su devolución. Con estas medidas se consigue un mayor aprovechamiento, ya que es posible que estén en uso constante, así como una optimización de los recursos, ya que se evitan los tiempos en los que los coches de empresa están sin aprovechar.

Mayor ahorro

Algunos estudios afirman que el ‘car sharing’ corporativo permite a cualquier empresa un ahorro de hasta el 75% de los gastos de transporte en caso de que se deje de utilizar el taxi para optar por la solución de coches compartidos. Esto está provocando que este tipo de medidas esté contando con una mayor aceptación por parte de las diferentes compañías en todo el mundo y, concretamente en España, donde el 22% de las empresas de más de cien empleados utiliza este tipo de soluciones de movilidad bajo demanda, según se recoge en el Informe CVO 2015.

En la actualidad, los consumidores analizan más detenidamente donde invierten su dinero y por ello está aumentando la demanda de soluciones de consumo colaborativo como el ‘car sharing’. Así, según un estudio realizado por TNS y recogido por Über el 70% de los ciudadanos españoles está dispuesto a utilizar una plataforma de transporte colaborativo si se ofreciera en su ciudad, al tiempo que el 92% querría contar con alternativas de transporte más rápidas y cómodas que las que se ofrecen en la actualidad.

Que las necesidades y exigencias de los consumidores están cambiando es una realidad y por ello, las empresas también tienen que cambiar la forma en la que se acercan a ellos y también la manera en la que gestionan la movilidad de sus propios empleados. Este cambio de paradigma está siendo seguido muy de cerca por parte de los fabricantes de automóviles, que pueden aprovecharse de este nuevo tipo de demanda.

No obstante, desde la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) afirman que, aunque el ‘car sharing’ representa una oportunidad para la movilidad urbana en Europa, todavía se enfrenta a diferentes retos, entre los que destaca el aspecto legislativo.

A pesar de que el uso colaborativo de los vehículos bajo demanda todavía se encuentra en una fase embrionaria, sí parece que ha venido para quedarse como una solución que permite a los consumidores utilizar un automóvil cuando lo necesitan sin tener que asumir la adquisición del mismo y el gasto que ello conlleva.

En el caso de las empresas parece que las ventajas son mayores, ya que cuentan con unos consumidores cautivos como son sus empleados, que no en todos los casos necesitan contar con un vehículo corporativo propio, sino que podrían satisfacer sus necesidades de movilidad en el ámbito laboral utilizando uno de los modelos del ‘hub’ de ‘car sharing’ que pueda tener su compañía.

Si se lleva a cabo un plan de reservas adecuado de los vehículos y los trabajadores cumplen con las normas de este tipo de sistema, el ‘car sharing’ puede aportar muchas ventajas en términos de flexibilidad y de ahorro.

Así, las compañías pueden recortar los gastos de movilidad de los empleados que usan su propio coche para sus desplazamientos, ya que se ahorran la gestión del pago por kilómetro. Además, se reducen los trámites, al ser los propios empleados los que solicitan, a través de un calendario ‘online’, el vehículo y ven cuál es la disponibilidad del mismo. Igualmente, introducen el momento en el que recogerán y devolverán el vehículo en el aparcamiento de la empresa, dejándolo libre para ser usado por parte de otro compañero.

Toyota Empresas

La flota de su empresa, en manos de profesionales

Nuestra política de privacidad

En nuestras webs utilizamos cookies, tanto propias como de empresas colaboradoras, para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte la información y publicidad adaptada a tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, entenderemos que aceptas su uso. Si necesitas más información o quieres saber cómo cambiar su configuración Política de Cookies.